18 de octubre de 2009

Besos fugaces…

Hoy he visto la típica peli romántica de esas de sí, no, sí, no…tensión entre los protas que no se tragan, pero luego sí…en fin…la típica.

En un momento de la película los protagonistas se despiden en el ascensor del hotel varias veces hasta que al final se besan de forma apasionada…y ahí queda todo…

¿Quien no ha terminado una noche con un beso apasionado y/o tierno para no pasar más de ahí y no verse más?…

Quizá esos besos fugaces, esos besos guardados desde hacía tiempo y que por fin se dan son lo que tienen que ser…y lo que es es y lo que no es no es.

A lo mejor esos besos fugaces tienen que estar seguidos de más besos y más encuentros pero las circunstancias de la vida lo impiden…también hay veces que esos besos fugaces no tendrían que haberse dado y las cosas entre los “besandos” tendrían que haber seguido tal cual estaban….o quizá era mejor haber salido de dudas y poder seguir cada uno a sus cosas…

Los besos fugaces te dejan con la sensación del primer beso entre dos personas…o como un final justo perfecto y justo para una cita estupenda o varias citas que desembocan en un beso fugaz.

Los besos fugaces me encantan y hay veces que es mejor que se queden en eso…pero hay otras veces en las que te quedas con las dudas y las ganas…

3 comentarios:

Brenda dijo...

A mí me encantan los besos fugaces como colofón a un día de playa...

Anónimo dijo...

No cambio esos besos fugaces, misteriosos e incluso robados, por los repetitivos y monotonos que durante tanto tiempo alimentaron una falsa y vaga esperanza. ;)

Marta dijo...

El nuestro crees q fue un beso fugaz que nunca tenías que haber dado??